del Pájaro de Hesse

2 abril, 2014 § Deja un comentario

“Podría irse más lejos y añadir que no sólo la muerte real del pájaro pesa sobre la conciencia de los sabios, sino incluso la que, con sus investigaciones, está amenazando a su recuerdo. No cabe duda de que una de las obsesiones de los sabios es el reducir todo a cenizas. Pero no puede atacarselos, porque algo les debe la ciencia.”

*

“El mago, entonces, sembró zarzamoras y acacias alrededor de su casa roja, que, poco después, se esfumaba tras las espinas de aquéllas, y acompañado de gran séquito se perdió en los bosques, de los que, de cuando en cuando, vuelve en forma de pájaro para encantar nuevas almas y poner en práctica sus antiguas artes de mago.”

*

“¿Sería posible que ese extraño y misterioso huésped de los bosques, ese ser fabuloso de siempre conocido que había hecho célebre el nombre de Montagsdorf […], fuera sacrificado por el vil metal a la criminal curiosidad de un sabio y a la causa de la ciencia? Sería increíble. El primer paso de un sacrilegio.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo del Pájaro de Hesse en pablofernando.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: